¿Qué es un Termorregulador?

Dentro de los procesos industriales, es importante una óptima regulación de la temperatura para garantizar la mayor eficiencia. Por esa razón, es importante saber qué es un termorregulador, los tipos que hay en el mercado y su utilidad en el sector industrial.

Gracias a esto, podemos aprovechar una máquina que mejora la productividad y reduce el consumo de recursos en los procesos industriales.

Importancia de saber qué es un termorregulador

En los procesos industriales, como inyección de metales, extrusión de materiales plásticos o en aplicaciones químicas, se requiere de regular la temperatura de manera precisa para cada tipo de aplicación.

Saber qué es un termorregulador nos permite comprender la utilidad de esta unidad a la hora de regular la temperatura en aplicaciones industriales. Conoce nuestros termorreguladores para encontrar la solución perfecta.

El termorregulador, también se conoce como controlador de temperatura, es una unidad capaz de regular la temperatura en los procesos refrigerados por agua a nivel industrial, incluyendo los sistemas de enfriamiento externo, como los equipos adiabáticos.

La cualidad de esta unidad de control de temperatura del agua es que pueden trabajar con agua y agua presurizada, siempre que se mantenga en los límites de 90 °C y 180 °C, respectivamente.

También puede emplear aceite diatérmico para la regulación de la temperatura que se busca, soportando hasta los 300 °C.

La capacidad de controlar la temperatura por medio de la circulación de agua convierte al termorregulador en un gran aliado para asistir las funciones de refrigeración y calefacción, evitando el sobrecaliento de las herramientas o maquinarias, para no causar daños o reducir su vida útil.

Zonas de termorregulación

Cuando conocemos qué es un termorregulador, podemos identificar las diferentes zonas de termorregulación que implementa para controlar la temperatura del agua.

Cuenta con una bomba de proceso, es elegida según las exigencias de los procesos industriales específicos a los que se someterá. También dispone de una resistencia para calentar y de esta manera calibrar, con ello se consigue satisfacer las altas demandas.

Además, cuenta con un intercambiador de calor, encargado de enfriar con agua externa, para los casos donde enfría de forma indirecta.

De igual manera, incluye una válvula de control proporcional al agua de enfriamiento y un panel para controlar las diferentes funciones.

¿Cómo funciona el termorregulador?

Una de las cosas que se aprende cuando vemos qué es un termorregulador, es el funcionamiento de la unidad de temperatura.

El sistema que se alimenta del agua de enfriamiento es capaz de cambiar la temperatura y suministrar en una zona en específica. Además, incluye controles que nos permiten asegurar los sets points, con el fin de manejar la temperatura estable o alta.

La unidad cuenta con tuberías para su funcionamiento. Se encuentra la tubería que permite el acceso del agua que procede del sistema chiller, así como su salida para devolver el líquido para enfriarlo.

También se encuentran las tuberías usadas para abastecer al equipo o molde que necesita el agua en una temperatura determinada.

El termorregulado utiliza una bomba de recirculación, esta permite aumentar la presión del agua suministrada por la unidad de control de temperatura y mantener el molde con el enfriamiento necesario.

En caso de que la temperatura descienda mucho, hace uso de resistencias sumergidas, las cuales nivelan la temperatura del agua.

Modos de funcionamiento

En el momento de investigar qué es un termorregulador para conocer más de esta solución, encontraremos dos modos de funcionamiento.

El modo calentamiento se utiliza en la fase donde se requiere de incrementar la temperatura del proceso para satisfacer los requisitos de producción. La unidad de control de temperatura dispone de resistencias eléctricas que se encargarán de incrementar y mantener la temperatura requerida.

Por su parte, el modo refrigeración funciona de dos maneras: directo e indirecto. En el primer caso, se extrae el calor del proceso para transferirlo al sistema de enfriamiento externo, usando una válvula mezcladora automática que se controla con el microprocesador.

En el segundo caso, el calor es disipado por un intercambiador de calor que va conectado al sistema de refrigeración externo.

Modelo turbogel

Además de saber qué es un termorregulador, es importante conocer los dos modelos de unidades de control de temperatura que hay en el mercado. Cada uno cuenta con su propio funcionamiento y se utilizan en aplicaciones industriales específicas.

El modelo termorregulador turbogel se puede sincronizar con el sistema centralizado para determinar cuál es el ajuste más adecuado para el caudal y la temperatura, dependiendo de la zona.

Gracias a esto, mejoramos la calidad del producto, con un tiempo de enfriamiento de ciclo mucho menor. El modelo turbogel se encuentra disponibles en varias versiones, ya sea de doble zona o zona única, con capacidades de calentamiento de 6 a 48 kW.

Ventajas más destacadas

El uso del modelo termorregulador turbogel aporta una gran variedad de ventajas útiles para las aplicaciones industriales.

Una de las ventajas más importantes es la óptima sincronización con el proceso, esto incrementa la eficiencia de enfriamiento y la diferencia de temperatura en el reactor es muy baja.

El error máximo de la temperatura en el reactor es de 0,3 °C, por lo que garantiza una alta precisión.

El proceso de producción se optimiza, gracias a que el caudal y presión se ajustan, según las necesidades de las aplicaciones industriales.

El modelo ofrece una alta capacidad de calefacción y refrigeración, con la opción de ajustar los parámetros de trabajo de manera independiente.

De igual manera, con el modelo ahorramos de muchas maneras. El consumo de energía y el rápido funcionamiento, reduce el uso de electricidad y el pago de la factura de luz.

Además, el coste de mantenimiento es bajo, con reparaciones sencillas y rápidas, evitando que gastemos mucho dinero para tener la unidad en óptimas condiciones.

También se reducen los tiempos muertos en los cambios de reactor y el precalentamiento, mejorando la eficacia en el trabajo.

Modelo microgel

El modelo microgel es otro que encontramos cuando buscamos qué es un termorregulador. Es considerado una de las mejores unidades de control de temperatura en el mercado.

El diseño del modelo termorregulador microgel incluye un enfriador integrado y bombas de refuerzo. Se centra principalmente en el incremento de la productividad por medio de la disminución del tiempo de enfriamiento, durante el procesamiento de los plásticos.

Al igual que el modelo anterior, es capaz de investigar y registrar los parámetros de enfriamiento adecuados, así como el caudal y la temperatura, para reducir el tiempo de enfriamiento y optimizar el proceso.

Principales ventajas

El modelo termorregulador microgel cuenta con varias ventajas que lo convierten en la unidad de control de temperatura más solicitada del mercado.

La reducción del tiempo de ciclo disminuye hasta un 35 %, mejorando la productividad y eficiencia, así como disminuyendo costes para nuestras aplicaciones industriales.

Además, es perfecto para la producción continua de piezas de la mayor calidad, ya que su perfecta repetibilidad, la alta presión de la temperatura y el control del caudal y presión, incrementan el rendimiento.

La unidad de control de temperatura microgel es adecuada para cualquier campo de aplicación industrial.

Ahora que sabemos qué es un termorregulador, los modelos que hay en el mercado y su funcionamiento, podemos aprovechar esta unidad para las aplicaciones industriales de nuestro sector, manteniendo una temperatura adecuada para mejorar la eficiencia de los procesos.

Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn
Solicita información