¿Qué son los Sistemas de Bombeo?

Los sistemas de bombeo son usados por muchas empresas como una forma de mejorar y optimizar los procesos de producción. Si te preguntas qué son los sistemas de bombeo, son sistemas que están formados por varias partes.

Su funcionamiento es complejo, ya que permite el recorrido y el acopio de líquidos a través de tuberías, logrando que se cumplan las necesidades de presión y de caudal en estos procesos. Básicamente, sobre qué son los sistemas de bombeo hay que considerar que son sistemas que tienen como función principal elevar y extraer el agua y estarán impulsados por diferentes tipos de energía.

Sobre que son los sistemas de bombeo hay que tener en cuenta que son sistemas que se basan mucho en la búsqueda de un equilibrio hidráulico gracia a un balance de energía en el que entra en juego la energía potencial, cinética y pérdidas en energía.

Cuando se trata de saber qué son los sistemas de bombeo, hay que tener en cuenta que están integrados por varias partes importantes y cada una de ellas cumple una función fundamental.

Por un lado, los sistemas de bombeo cuentan con una bomba y, por otro lado, cuenta con un accionador de la bomba. El accionador de la bomba puede ser un motor eléctrico o bien un motor de combustión interna, entre otros.

Para entender bien qué son los sistemas de bombeo hay que saber que su procedimiento de funcionamiento es sencillo. El accionador genera la energía mecánica y a su vez la bomba acaba transformando esta energía en energía cinética.

Tras este proceso se obtiene el fluido mediante presión, velocidad y posición.

Tipos de sistemas de bombeo

Una vez que tienes información sobre qué son los sistemas de bombeo, es importante conocer cuáles son los sistemas de bombeo que existen y que las empresas suelen usar en función de sus objetivos y necesidades.

Existen tres tipos fundamentales de sistemas de bombeo que debes tener en cuenta al analizar qué son los sistemas de bombeo.

Sistemas de bombeo centrífugo

Cuando hablamos de un sistema de bombeo centrífugo, estamos ante una bomba hidráulica que será responsable de transformar la energía mecánica del impulsor en energía cinética que será necesaria para ejercer presión sobre el líquido.

Los sistemas de bombeo centrífugo suelen estar formados por un impulsor giratorio que está conectado a un eje. Este eje se encuentra también conectado a una fuente de energía. Gracias a este impulsor se va aumentando la velocidad del agua, facilitando que el agua se descargue por la tubería.

Está diseñada para disminuir el caudal del agua y hacer que su velocidad se convierta en presión.

Son sistemas de bombeo que se suelen usar para generar corrientes y facilitar que fluya el agua. Algunas de las industrias en las que suele usarse este tipo de bomba son la química, alimentaria y la industria cosmética.

Sistemas de bombeo sumergible 

Para conocer qué son los sistemas de bombeo hay que tener en cuenta que hay sistemas de bombeo sumergible. Estos sistemas de bombeo son muy adecuados para el vaciado de piscinas, de pozos o de grandes depósitos de agua.

Son sistemas que para utilizarlos se sumergen en el líquido y llevan un sistema eléctrico que está protegido para no filtrar el agua. Cuando decides usar este tipo de bombas de agua tienes que analizar cuál es el caudal máximo que puede generar, cuál es la longitud de la cuerda y la profundidad máxima que puede alcanzar la bomba.

Son sistemas de bombeo que pueden generar una gran fuerza para hacer subir el agua debido a que no dependen de la presión del aire del exterior. Son muchos usos los que pueden aplicarse cuando se usa este tipo de sistemas de bombeo.

En los ámbitos en los que se usan más habitualmente son en el suministro de aguas subterráneas, la irrigación en tareas del sector agrícola, extracción de aguas subterráneas, entre otras.

Sistemas de bombeo solar

Dentro de los tipos de sistema de bombeo hay un tercer sistema que es el sistema de bombeo solar. Este tipo de sistemas de bombeo se caracteriza porque son sistemas que funcionan gracias a la acción del calor del sol.

Son sistemas sostenibles porque no consumen de otras fuentes de energía y solo consumen energía procedente el sol. Estos sistemas suelen contar con un sistema de paneles solares que captan la energía del sol y la convierten en energía eléctrica.

Esta energía se suministra a la bomba para que pueda funcionar. Son sistemas que tienen una gran popularidad en las diferentes industrias porque son sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

Son sistemas muy empleados en procesos como el riego de jardines y se suele usar en áreas en las que por diferentes razones no hay electricidad. En este tipo de sistemas de bombeo puedes encontrar desde sistemas muy sencillos que permiten regar pequeños estanques hasta sistemas mucho más complejos que permitirán desarrollar otras funciones como el riego automático con GPS.

Cómo elegir un sistema de bombeo

Con la información completa de qué son los sistemas de bombeo y los tipos que hay en el mercado, es posible que puedes hacer la selección del sistema de bombeo que mejor encaje en tu industria y en tus necesidades.

En este sentido, a la hora de seleccionar el mejor sistema de bombeo debes considerar algunos aspectos importantes que te resumimos en las siguientes líneas.

Usos

Un primer aspecto importante es el uso que queremos darles a los sistemas de bombeo. En función del tipo de sistema de bombeo de que se trate, puede que necesites un sistema centrífugo o bien un sistema solar.

En áreas o zonas donde es difícil encontrar electricidad o llega con dificultad es conveniente que compres una bomba solar. Sin embargo, si lo que necesitas es una bomba para poder vaciar una piscina o para gestionar el agua de un pozo, es más recomendable que te decantes por una bomba sumergible.

Tipo de fluido a bombear

Un aspecto importante a tener en cuenta es que tendrás que elegir la bomba también atendiendo al tipo de fluido que vas a bombear. Esto implica que tienes que considerar la densidad del líquido a bombear.

Esto hará que puedas seleccionar una bomba u otra. De hecho, se puede afirmar que hay cuatro grupos de fluidos a tener en cuenta. Por un lado, los de primer grupo que son el agua, aceite o alcohol. Estos fluidos se desplazan de la misma forma.

Hay un segundo grupo de fluidos que son los productos alimentarios como puede ser mantequilla o nata. Estos productos son más viscosos y se pueden volver más densos a medida que se agitan.

Finalmente, hay que considerar un tercer grupo de fluidos que son los que cuentan con un punto de fluidez y que pueden reducir su densidad a medida que se mueven. Se trata de las colas, pinturas o grasas.

En función de estos aspectos es importante que hagas la selección del mejor sistema de bombeo para tus necesidades o para tu industria. Sin duda, no solo existen estos tipos de sistemas de bombeo, sino que también hay bombas de diferentes tamaños y niveles de potencia que deberás tener en cuenta antes de realizar tu elección.

Ahora que sabes cuáles son los tipos más habituales y en qué consisten, solo es cuestión de que hagas uso de ellos según tus necesidades.

Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn
Solicita información